Miguel Cabrera no tiene seguro ningún sitio en el Hall de la Fama


Miguel Cabrera no tiene un nicho seguro en Cooperstown, no obstante sus 508 jonrones, tres mil 128 incogibles, mil 861 carreras impulsadas y cincuenta robos en 61 intentos, durante su carrera de 21 años de bigleaguer.

Ningún número garantiza a un pelotero su ascenso al Hall de la Fama. Si hubiera esa garantía, no haríamos falta los 400 electores en todo Estados Unidos. Si hubiera esa garantía, Pete Rose, con sus (no tres mil, sino) cuatro mil 256 hits, hace rato estaría en Cooperstown, pero ha sido execrado; igual que Barry Bonds (no con 500 jonrones, sino) con 762, pero permanece cuestionado.

Miguel ha sido insigne bateador. Pero no es destacado en más nada. Muy lento corriendo las bases y deficiente a la defensiva, tanto, que lo han usado en cuatro posiciones, pero, como mejor funciona es de designado, lo que no gusta a muchos electores. También ha caído en sonados casos de violencia doméstica, lo que es grave ante Major League Baseball.

¿Digo que Miguel no será elegido para Cooperstown?

No señor. Digo solo la verdad. Habrá que esperar hasta 2029 para saber cómo reaccionan los electores ante su historia.

No obstante, el jueves tuve interesante contacto a través de Zoom con 27 compañeros electores, de siete Estados, a quienes les pregunté acerca del voto para el maracayero. Nueve respondieron que, de todas maneras, votarán por él, 11 que no, de ninguna manera, y siete no se han decidido hasta ahora.

Para el caso Cabrera, lo ocurrido con Pete Rose es un buen ejemplo, sin comparar las culpas de Rose con las del venezolano, pero sí los más de cuatro mil hits frente a tres mil y algo.

Utilizo los números, porque son una especie de droga para los culopicosos, quienes suelen repetir: “Fulano tiene los números”… “Los números de fulano merecen Cooperstown” y otras estúpidas frases por el estilo.

Por supuesto, la comparación de Miguel con Bonds es más demoledora, por los enormes números de éste.

Por cierto, Bonds anda quejándose públicamente porque no lo hemos elegido para El Hall de la Fama. Esta semana publiqué en mi columna diaria:

“Barry Bond se quejó públicamente en un programa de televisión, porque considera que debe estar por las alturas del Hall de la Fama. Bueno, es el líder de todos los tiempos en jonrones, con 762 y en bases por bolas recibidas, 688, ganó siete títulos de Más Valioso, dos campeonatos de bateo y fue llevado a 14 Juegos de Estrellas.

“Pero en 10 años, nunca estuvo siquiera cerca del 75% de los votos necesarios para ser elevado.

“Bonds fue, entre los bigleaguers, de los mayores consumidores de drogas, tratando de mejorar sus facultades; interfirió contra la CIA cuando realizaban una investigación acerca de su vida; y durante su carrera mantuvo una actitud agresiva y despreciativa para con la mayoría de quienes le rodeaban. En vez de bigleaguer, parecía un niño malcríado.

“Sí, por supuesto que me molesta” dijo Bonds en el programa, “me moleta no estar en Hall de la Fama. ¡Seguro!, porque soy humano y porque lo merezco”.

Fue jonrón primer hit de Miguel

El primer hit de Miguel Cabrera en Grandes Ligas, lo conectó el 20 de junio de 2003, contra lanzamiento a Al Levine, de los Rays, un jonrón de 418 pies.

Pero el momento de mayor gloria del maracayero, ha sido cuando en 2012 ganó la Triple Corona, al batear para 330, con 44 jonrones y 139 carreras impulsadas.

Ahora ha sumado 508 cuadrangulares, mil 861 remolcadas y promedio de 307.

En los 153 años de Grandes Ligas, sólo 27 veces han ganado la Triple Corona, en cuyo número se incluyen las de Ligas Negras. Y cuando la obtuvo Miguel, hacía 45 años nadie la lograba, desde Carl Yastrzemski, de los Medias Rojas, en 1967.

Siete con 3 mil hits y no están entre los inmortales

De los 33 que han disparado tres mil y más incogibles, siete no están en el Hall de la Fama de Cooperstown.

Ellos son, desde luego, Pete Rose, 4256 (execrado); Albert Pujols, 3384 (elegible en 2028); Adrian Beltré, 3166 (elegible en 2024); Alex Rodríguez, 3115 (elegible desde 2022); Ichiro Suzuki, 3089 (elegible en 2025); Rafael Palmeiro, 3020 (cuestionado); Miguel Cabrera, 3128 (y bateando).

Otro grande que no está en el Salón de la Fama y que sacó 583 jonrones en su carrera, incluso con la marca de 70 en una temporada es Mark McGwire, quien también se vio envuelto en consumo de sustancias prohibidas al igual de Sammy Sosa y José Canseco, entre otros.

EN TIPS

Triunfo sobre lo malo

Miguel Cabrera superó con éxito notable los malos momentos de su vida privada, y desde entonces ha sido mejor bigleaguer.

Rose podrá ser elevado

Pete Rose está execrado del beisbol, según el comisionado Bart Giamatti, “de por vida”. O sea, al morir podrá ser elevado.



Source link