Noti- Deporte: ¿Ya los conoces? Los métodos de pago en línea más seguros que hay actualmente

Body

Poder pagar y hacer transacciones en línea resulta una maravilla en la actualidad. Compras en tiendas digitales, pagos de servicios e, incluso, reembolso a amigos o compañeros, son algunos de sus beneficios. Muy en el pasado queda el tener que cargar siempre con dinero en efectivo o realizar los largos y tediosos pasos de enviar dinero de un banco a otro, registrando el usuario e IBAN y, después, esperar uno o dos días hábiles para que el dinero llegara a su destino.  

Actualmente, cualquier persona puede ahorrarse estos pasos si cuenta con un teléfono móvil con conexión a internet y una cuenta bancaria habilitada puede hacer uso de uno de los varios métodos de pago en línea que hay (prueba este sitio). Y, con ello, se puede pagar facturas, comprar artículos en tiendas online o pagar tu parte de la cuenta en una salida con amigos en un instante. ¿Cuáles son los mejores métodos de pago en línea y en qué tengo que fijarme al momento de utilizarlos. Te decimos a continuación. 

Bizum 

¿Te suena eso de “hazme un “Bizum”? Si tienes una cuenta de banco convencional o de banca digital, seguro que conoces este servicio. Bizum se ha convertido en uno de los sistemas de pago en línea más populares de España. Es más, más de la mitad de la población española –unos 25 millones de personas– son usuarios. Comenzó en 2016 como servicio de pago entre personas, para después ampliar su oferta con el uso en comercio electrónico, donaciones y pagos en punto de venta de Loterías y Apuestas del Estado. Desde entonces, se han realizado más de 2.205 millones de operaciones en Bizum con 2023 como el año récord pues, en solo un día –el 1 de septiembre–, se realizaron más de 3,4 millones de transacciones.  

PayPal 

El longevo PayPal es uno de los pesos-pesados en el mercado de las transacciones en línea. Su servicio es más complejo, pues funciona, además, como un “cuasi banco”: puedes tener un monedero dentro de su plataforma, solicitar o recibir pagos, hacer transacciones bancarias –incluso internacionales–, y hacer donaciones. No obstante, dijimos lo de “cuasi banco” porque, aunque tiene casi todas las funcionalidades de una banca, de cualquier manera necesitarás vincularla a una cuenta bancaria para poder transferir o retirar dinero. Para 2023, el número de cuentas activas de PayPal superó los 425 millones… ¡el equivalente a la población de varios países! 

Skrill 

Nació como Moneybrookers en 2001 como una billetera digital hasta su “rebrandeo” en 2011, cuando adquirió el nombre que tiene actualmente. Tiene varias funcionalidades, además de la que ya se mencionó: puede ser usado como servicio de remesas y aplicación para hacer pagos de servicios o juegos en línea. En 2018 extendió sus servicios, permitiendo a sus usuarios comprar y vender criptomonedas.  

Otros métodos de pago en línea 

No podemos dejar fuera a dos de los jugadores fuertes en el mercado de las transacciones en línea: Google Play y Apple Play. Ambos ligados al dúo de sistemas operativos móviles más utilizados en el mundo, permiten agregar tarjetas de crédito y débito, pagar en tiendas online o aplicación móvil, y confirmar cualquiera de estos movimientos a través de la huella digital, reconocimiento facial o ingresando el PIN personal. 

Pon atención a esto si vas a usar métodos de pago en línea 

Pon atención a estos aspectos para saber si el método de pago en línea que vas a utilizar, es seguro y confiable: 

  • Sellos de confianza: verifica que tengan los sellos de confianza si los vas a usar en una página web o en una aplicación móvil. Estos quieren decir que el vendedor o quien está prestando el servicio, está siguiendo los protocolos de buenas prácticas que garantizan la protección de los datos sensibles.  
  • Reseñas de usuarios: una buena señal de que el servicio que estás utilizando es seguro son las reseñas que los usuarios dejan en la tienda de aplicaciones móviles o en sitios como Trustpilot, la empresa de consumo que gestiona el popular sitio web de reseñas. 
  • La S que da seguridad: ¿te has fijado que algunas direcciones web empiezan con “http” y otras con “https”? ¿Notas que la segunda opción tiene una “S” extra? Ese carácter “de más” es un indicativo de la URL que la página web en cuestión tiene el protocolo de seguridad HTTPS, el cual brinda una conexión segura entre el servidor y el usuario, lo que garantiza que los datos que se introduzcan, especialmente si son de pago, serán tratados con seguridad y bajo cifrado.  

Ahora bien, ¡qué estás esperando para utilizar uno de los varios métodos de pago en línea! El temor o desconfianza a utilizarlos ya son cosa del pasado, anímate a hacer uso de ellos y disfruta de todos los beneficios que estas compañías y aplicaciones tienen para ofrecerte.  

 

 

 



Ver fuente